CIRCULAR No. 05

Circulares y comunicados
Tipografía

Por el derecho a la vida, la protesta y la libertad sindical. Sin recursos no hay bienestar, ni estabilidad, ni salarios, ni salud. Con asistencia de la totalidad de integrantes de las Juntas Directivas de los sindicatos afiliados a Fecode se realizó en Bogotá el plenario de Juntas Directivas los días 28 y 29 de enero.

El día 11 de febrero el Comité Ejecutivo de Fecode convocó a Paro de 48 Horas los días 20 y 21 de febrero, en contra de los asesinatos de docentes, líderes sociales y el reciente atentado contra el Expresidente de Fecode Carlos Enrique Rivas.

 

Fueron muchos los temas examinados en comisiones y en plenaria en el encuentro del 28 y 29 de enero. Pero hay varios asuntos de gran envergadura que están presentes en la vida cotidiana de los maestros y que son el centro de atención de los sindicatos regionales y Fecode:

  1. El derecho a la vida, la protesta, la libertad sindical, problemas agravados por el asesinato de líderes sociales, amenazas contra líderes sindicales y el reciente atentado contra el Expresidente de Fecode Carlos Enrique Rivas.

 

  1. El tema de la salud: Por ahora, las graves fallas de la salud en prácticamente todas las seis regiones en que está dividido el magisterio, obedecen principalmente a la corrupción de las empresas contratistas y a la negativa de “nuestra EPS” la Fiduciaria a hacerla auditoria a los contratistas.

La Fiduciaria es la responsable del servicio y de la auditoría de la contratación de la salud. Reconocemos la ardua labor cotidiana que realizan los sindicatos y particularmente ADEM, dirigida a obligar a las empresas a prestar el servicio dentro de los términos contractuales, con acciones jurídicas y de movilización. Así debemos continuar hasta lograr la solución de la problemática general de salud, las urgencias, la prevención y la atención en todos los niveles de complejidad.

 

  1. El tema de los acuerdos incumplidos: En los acuerdos de 2015 - 2017 y 2019, siempre estuvo en primera línea de negociación, el SGP, que se constituyó desde el 2002 en la base de la financiación del sector educativo. Este Fondo denominado SGP (Sistema General de Participaciones) tuvo vigencia hasta el 31 de diciembre 2016. El acuerdo del Gobierno y Fecode sobre este punto siempre fue el mismo: Impulsar con iniciativa del gobierno una reforma constitucional para incrementar los recursos de educación, salud y saneamiento básico. En educación el SGP financia el salario de los docentes, la gratuidad, PAE, transporte y todo lo que se denomina canasta educativa.

 

Mantener el SGP o un Fondo equivalente que cubra los costos reales del sector educativo, es una necesidad para mantener la oferta educativa de aproximadamente 340.000 docentes y los demás costos del sector en condiciones de calidad. Sin recursos claramente establecidos en la estructura presupuestal del país. Para el corto, mediano y largo plazo no hay garantías estabilidad, empleo, salud, ni futuro para quienes trabajamos en el sector educativo, ni para los usuarios del mismo, los padres de familia y los estudiantes. En otras palabras, hoy no está asignada la financiación de la planta de personal y en el presupuesto de 2020 no se han garantizado los recursos suficientes y el Gobierno Nacional está “ajustando las tuercas” a las Entidades Territoriales certificadas para aplicar las “relaciones técnicas” establecidas en el Decreto 3020 de 2002. Las relaciones técnicas establecidas en el Decreto 3020/2002 podrían lanzar a la calle un buen grupo de docentes en todo el país.

De nuevo entra en escena la “racionalización” del recurso y la reducción de la inversión social aprovechando que no existe hoy el SGP, para cumplir las exigencias de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos).

 

Tampoco quiere el Gobierno Nacional resolver el tema del Estatuto Docente Único y pretende congelar los ascensos, haciendo eco de quienes han rechazado el ascenso producto de la ECDF. Fecode propone negociar el Estatuto, pero sin suspender las fórmulas para que continúen el ascenso de los docentes del D. 1278 y quienes aún puedan ascender en el D.2277.

 

Ante todo, lo anterior, la pregunta es: ¿Los maestros colombianos tenemos conciencia de la grave situación del país y las amenazas que hoy existen contra el servicio público educativo?

Y otros interrogantes:

  1. ¿Somos conscientes los maestros que sin SGP, sin recursos garantizados en la constitución, en el Plan de Desarrollo y en el presupuesto de cada año, la estabilidad laboral se ve amenazada cada día?
  2. ¿Somos conscientes que la reforma laboral impondrá nuevamente la vinculación de docentes “Uber” que antiguamente se denominaba “de cátedra”, vigentes hasta que se aprobó el Estatuto Docente, Decreto 2277/1979?
  3. ¿Somos conscientes que las horas cátedra no conducen a una pensión?
  4. ¿Somos conscientes que la promesa de no aplicar la reforma de pensiones a los docentes y fuerzas armadas, es una mentira más del gobierno de Duque?, porque la exigencia de la OCDE, es acabar con las pensiones y crear los BEP (Beneficios Económicos Pensionales) de entre $80.000 y $100.000 mensuales. Se desmontan las pensiones para favorecer aún más a los Fondos pensionales privados y como el Gobierno no tiene noción de lo que significa soberanía nacional, esta promesa es una patraña.
  5. ¿Somos conscientes los maestros que los problemas del país como el modelo económico impuesto desde 1990 nos afecta a todos? ¿Que el modelo económico neoliberal está acabando con la economía del país y debilitando el estado colombiano, al punto que se vuelve inviable e incapaz de funcionar adecuadamente? Sólo funciona para el sector financiero y las trasnacionales.
  6. ¿Somos conscientes de nuestra capacidad de lucha alrededor de nuestras organizaciones gremiales y de la necesidad de fortalecer los sindicatos y organizar la resistencia contra las imposiciones de la OCDE y su gobierno títere de Duque?

 

¿Qué hacer?

  1. Lo primero, leer con atención la información de Fecode, ADEM y CUT.
  2. Tenemos que prepararnos para una lucha de fondo con la convicción somos el único sector del estado que no ha sido privatizado y este es un nuevo intento de cumplir este cometido, ahora con una exigencia de la OCDE.
  3. Nos toca vivir este momento de la historia nacional: Si no asumimos nuestra responsabilidad histórica, después no le carguemos la culpa a los sindicatos y organizaciones sociales, el sindicato es cada uno de los afiliados.
  1. Fortalecer la organización y la disciplina: no aprovechar los eventos sindicales para impulsar otros compromisos. Eso nos debilita.

 

El 13 de febrero, la Junta Nacional de Fecode determinó las acciones preparatorias para el paro del 20 y 21 de febrero. Igualmente, las tareas para dar cumplimiento al gran paro del 25 de marzo sí el Gobierno Nacional no se sienta a negociar con Fecode los temas fundamentales de los acuerdos, principalmente lo que hemos mencionado del SGP.

 

Compañeros vinculémonos masivamente como lo hicimos el 21N del año pasado. No hay excusa para no participar en estas actividades.

 

COMPAÑEROS DOCENTES “VAMOS TODOS AL PARO”, NO LE HAGAMOS PARO AL PARO. NO MAS EXCUSAS Y AUSENTISMO EN LAS ACTIVIDADES SINDICALES DE ADEM.

COMPROMISO: FIRMEMOS Y ASISTAMOS.

 

Villavicencio, 15 de febrero de 2020

 

JUNTA DIRECTIVA CENTRAL DE ADEM

 

 

 

DESCARGAR CIRCULAR No 05